Archivos de la categoría ‘Lecturas para aprender’

TEXTO, COHERENCIA Y COHESIÓN

PROGRESIÓN TEMÁTICA

RECURSOS DE COHESIÓN

Anuncios

MITOS

HÉROES

Cuentos y novelas

Publicado: 14 de abril de 2012 en Lecturas para aprender

LOS CUENTOS Y LAS NOVELAS

 Los cuentos son textos narrativos[1] ficcionales[2] de extensión breve, ya que tienen pocos personajes, no presentan grandes intervalos de tiempo, ni cambios de lugares. Generalmente tienen un autor conocido, pero también hay cuentos anónimos. Los autores inventan o imaginan los cuentos con la intención de producir placer estético y entretener, por eso tienen función literaria o poética.

Las novelas también son narraciones ficcionales, como los cuentos. Pero se diferencian de estos porque son más extensas, debido a que se desarrollan y entrecruzan varias historias de distintos personajes. También hay más descripciones, diálogos y cambios de lugares, donde ocurren los hechos. Al igual que los cuentos, tienen función literaria o poética. Como son extensas, generalmente están divididas en capítulos.

Clasificación de cuentos y novelas

Realistas: son aquellos que presentan situaciones que pueden ocurrir en la vida real. Se pueden clasificar en:

  • Policiales: ocurre un delito (un asesinato, un robo, etc.) que debe ser esclarecido por un policía, un detective o un investigador privado. También hay suspenso e intrigas.
  • Humorísticos: la finalidad es hacer reír al lector.
  • Sentimentales: generalmente se presenta una historia de amor y todo el argumento gira alrededor de los sentimientos y emociones de los personajes.

No realistas: son aquellos que presentan personajes y/o hechos que no podrían existir o suceder en la realidad. Se pueden clasificar, a su vez, en:

  • Maravillosos: presentan sucesos y personajes que no podrían aparecer en la realidad. Por ejemplo: dragones, príncipes encantados, hechos extraordinarios como encantamientos, hechizos, etc. Los hechos ocurren en un mundo remoto por lo que no hay precisiones de tiempo, ni lugar.
  • Fantásticos: en un mundo como el real, sucede un hecho fuera de lo común al que no se le encuentra explicación. Sus temas son: metamorfosis de seres humanos en animales, la invisibilidad, la mezcla del sueño y la realidad, etc.
  • De ciencia ficción: generalmente transcurren en el futuro y se basan en los avances científicos. Por ejemplo, viajes a otros planetas. Los personajes pueden ser humanos, seres de otros planetas, robots, etc.
  • De terror: Aparecen situaciones que provocan miedo, seres horrorosos, fantasmas, muertos resucitados, monstruos, etc. Su finalidad es asustar al lector.

La estructura de las narraciones

En los cuentos, igual que en las novelas, las leyendas, los mitos y otras narraciones, se pueden distinguir las siguientes partes que forman la estructura narrativa:

v     Situación inicial: es la introducción a la historia, por eso se presentan los personajes, los hechos iniciales; y el lugar y el momento o época en que ocurre la historia.

v     Nudo: es el desarrollo de la historia. Está formado por:

  • Complicación: es un obstáculo o problema que se la presenta al protagonista de la historia.
  • Resolución: la complicación se resuelve positiva o negativamente con o sin la intervención de los personajes.
  • Marco: es el lugar y el momento en el que se desarrollan los sucesos. Tanto el lugar como el tiempo no siempre aparecen especificados.

v     Situación final: es el desenlace o final de la historia. Puede ser que la historia tenga un final cerrado o uno abierto.

Los personajes

Los personajes pueden clasificarse según la importancia que tengan dentro de la historia:

v     Protagonistas: son los personajes principales, porque realizan los hechos principales.

v     Personajes secundarios: realizan hechos de menor importancia en la historia. Pueden ser ayudantes, porque colaboran con el protagonista; u oponentes porque son contrarios al protagonista.

El narrador

Es el que cuenta o relata la historia, pero no debe confundirse con el autor que creó la narración. Hay tres clases de narrador:

v     Omnisciente: está fuera de la historia y es el que sabe todo sobre los personajes (lo que hacen, dicen, sienten y piensan). Narra en tercera persona.

v     Protagonista: el que cuenta la historia es el personaje principal, por eso narra los hechos en primera persona.

v     Testigo: sólo sabe lo que ve u oye (no conoce lo que sienten o piensan los personajes), porque cuenta hechos que presenció, sin ser protagonista, o que le contaron. Narra en primera o en tercera persona, por lo tanto no se lo debe confundir con el narrador protagonista o el omnisciente.


[1] Narrativos: se denomina así a los textos en los que se cuenta o relata una historia en la que los personajes realizan hechos o acciones en un tiempo y un lugar determinados.

[2] Ficcionales: son los textos en los que se cuenta algo inventado o imaginado por el autor, es decir, que no ha sucedido o existido en la vida real.

Resumen, esquema de contenido y mapa conceptual

A continuación se presenta un ejemplo de resumen, esquema de contenido y mapa conceptual realizados con la información de un texto. En este aparecen subrayadas las ideas principales que se utilizaron para elaborar el resumen y las dos presentaciones gráficas.

Nuestra estrella favorita

El Sol, como ya sabrás, es una estrella. Está ahí, en el corazón de nuestra galaxia (que se llama Vía Láctea) desde hace millones de años. Su fuerza de gravedad es tan grande que hace girar a su alrededor a varios planetas con sus respectivos satélites, asteroides, cometas, meteoros y polvo interestelar.

Es de un tamaño mil veces más grande que todos los planetas juntos, pero a pesar de ello, como estrella no se destaca. Es apenas una estrella de tamaño mediano y hay otras que llegan a ser mil veces más brillantes.

Esta inmensa bola incandescente alcanza, en su parte central, temperaturas de hasta 15 millones de grados centígrados. Allí se producen permanentes explosiones termonucleares que liberan enormes cantidades de energía al exterior.

Resumen

El Sol es una estrella. Está en el corazón de la Vía Láctea. Hace girar el Sistema Solar. Es una estrella de tamaño mediano. Alcanza temperaturas de hasta 15 millones de grados centígrados, y se producen explosiones termonucleares que liberan energía al exterior.

Esquema de contenido

 

Mapa conceptual

 

LAS NARRACIONES 

El término “narrar” tiene que ver con el desarrollo de acontecimientos. Precisamente el ordenamiento de una serie de acciones realizadas por uno o varios personajes en un ambiente determinado, es lo que constituye en esencia una narración.

Narrar y contar guardan el sentido de “ordenar” una serie de hechos. En la narración podríamos decir que el elemento fundamental es el verbo, ya que gracias a las acciones cobra impulso el relato. Sin embargo, la narración también tiene diálogos, para mostrar la intervención de los personajes y también tiene descripciones, que reflejan los ambientes y muestran el aspecto físico y psicológico de los personajes.

El arte de narrar o contar historias es anterior a la invención de la escritura. Muchos pueblos ágrafos[1] conservan en la actualidad la tradición de mantener el saber colectivo a través de manifestaciones orales que se comparten con un público.

Desde la antigüedad ya existía la figura del aedo o vate, una especie de recitador oral que solía acompañar sus historias con un instrumento musical. Los relatos que contaban estos aedos hablaban principalmente de hazañas, de guerras y de héroes, donde largas enumeraciones y numerosos acontecimientos, requerían una prodigiosa memoria. En el mundo griego, estas personas gozaban de un gran prestigio y eran invitados a los banquetes como figuras principales para que contaran sus historias.

Durante la Edad Media surge la figura del trovador o juglar, quien era una especie de artista ambulante dedicado al arte de contar cuentos. Estas personas viajaban de un pueblo a otro, donde eran recibidos con gran entusiasmo. Acordate de que para esas fechas no se había inventado la luz, ni el televisor; había pocas comodidades y entretenimientos. Así que en las noches la gente tenía que acostarse muy temprano. La vida en una aldea medieval era monótona y la gente se dedicaba al trabajo de la tierra. Por eso, cuando llegaba un trovador, imaginate el alboroto que se armaba. Durante muchas tardes, la gente de la aldea se reunía alrededor de una fogata a escuchar los maravillosos cuentos y las grandes hazañas que este personaje describía y actuaba.

La narración ha despertado en todos los tiempos una atracción especial, por su capacidad de entretener y mantener cautivo al  público, a los lectores.

CARACTERÍSTICAS DE LA NARRACIÓN

En las narraciones se relatan sucesos, hechos o acciones que realizan los personajes de una obra en un ambiente (lugar) y en un tiempo determinados. Para reconocer la narración se hace necesario abordar sus elementos: estructura, ambiente, personajes y narrador.

a- La estructura narrativa

Toda narración, por muy breve que sea, tiene secuencia. La secuencia de un texto narrativo está definida por los diferentes momentos que, unidos de manera lógica y encadenada, dan la sensación de continuidad. La secuencia muestra los hechos que suceden y las acciones que realizan los personajes.

En un texto narrativo existen tres momentos fundamentales que definen la secuencia: introducción, nudo y desenlace.

La introducción es la situación inicial en la que se presentan los primeros hechos y los personajes. Permite responder a la pregunta: ¿Qué sucedió primero?

En el nudo se profundizan los hechos del relato, se obtiene una visión más clara de los personajes. A medida que se va desenvolviendo el relato comienzan a surgir las complicaciones que junto a sus resoluciones forman los sucesos. Estos se desarrollan en un marco, es decir, el lugar y el tiempo. El nudo permite responder a la pregunta: ¿Qué ocurrió después?

El desenlace es la situación final, es decir, es el momento que concluye y define los resultados de las acciones. El desenlace permite responder a la pregunta: ¿Qué pasó al final?

b- Los personajes

Los personajes son los seres que realizan las acciones en el relato. Pueden ser seres humanos, objetos o animales humanizados. Existen varios tipos de personajes: los protagonistas o principales, que aparecen a lo largo del relato y tienen una participación importante en la secuencia de acciones. El príncipe y la princesa de un cuento de hadas son protagonistas.

Los personajes secundarios, tienen menor importancia que los protagonistas, pero son esenciales para el desarrollo de las acciones. Actúan como ayudantes o como oponentes de los protagonistas.

También existen personajes de relleno, quienes a veces intervienen para decir algo, dar una información o realizar una acción menor.

La personificación es un recurso común en los cuentos infantiles y en las fábulas, que consiste en darle características y cualidades humanas a los animales y seres inanimados. Por ejemplo, árboles que se mueven, piedras que hablan, animales que viven en casas, nubes que bailan…

Cuando los personajes hablan entre sí, se utiliza el diálogo. Cuando se hace un retrato de su aspecto físico o psicológico, se utiliza la descripción.

c- El ambiente, lugar o espacio

El ambiente constituye la dimensión espacial de un relato. Sirve como escenografía, en la cual se mueven los personajes. Los espacios pueden ser cerrados, como una habitación, una casa, un castillo, una caverna. O también pueden ser abiertos, como un paisaje, una selva, el fondo del mar.

El espacio es una característica esencial del relato, ya que permite ubicar al lector en los lugares donde suceden los hechos y conocer el desplazamiento de los personajes por esos lugares. Con el ambiente se crean las condiciones atmosféricas, geográficas e incluso, culturales y anímicas donde se desarrolla el relato.

A veces, el lugar se vuelve protagonista ya que se impone en el relato. En algunas novelas de aventuras, por ejemplo, las travesías por mar son fundamentales para el traslado de los personajes. Entonces las tormentas, los animales marinos, la fuerza del viento, la inclemencia del sol, son obstáculos que actúan como oponentes de los personajes.

En muchos mitos y leyendas, los elementos de la naturaleza tienen un carácter sagrado. El Sol, la Luna, las estrellas, las lagunas, los volcanes, los ríos tienen vida propia y son considerados como dioses.

El ambiente sirve como escenario para ubicar la historia en una época determinada: la descripción de edificios, muebles, trajes agregan datos de valor histórico importante. Cuando se trata de narraciones modernas, también el ambiente ayuda a apreciar y diseñar el contexto donde se mueven los personajes, en cuanto a: condición social, sitios de trabajo, relaciones familiares, paisajes.

d- El narrador

El narrador es le sujeto ficticio que narra los hechos. No debe confundirse el narrador (que es imaginario), con el autor del texto (que es la persona real que creó el relato). Puede ser protagonista, si el personaje principal cuenta la historia. Por eso narra en primara persona. Es testigo, si forma parte de la historia, pero no la protagonizó sino que ha observado los hechos. Por lo tanto, no sabe todo sino sólo lo que vio u oyó. Narra en primera y en tercera persona. Y el narrador omnisciente no forma parte de la historia. Pero sabe todo sobre los personajes: lo que hacen, sienten, piensan. Narra en tercera persona.

 CLASES DE NARRACIÓN

a- Los mitos

Los mitos son narraciones extraordinarias, que constituyen las primeras creaciones del hombre primitivo. Básicamente los mitos reproducen el pensamiento mágico-religioso de culturas ancestrales, preocupadas por encontrar explicaciones al origen de los hombres, la cultura, las costumbres, las características particulares del paisaje y los fenómenos naturales que no podían comprender (como los astros celestes, el trueno, los eclipses, el cambio de estaciones, el origen o muerte de las especies).

Los mitos recurren a la representación de la divinidad mediante diferentes formas: dioses, elementos naturales animados, animales, piedras.

b- Las leyendas

Las leyendas, por su parte, están emparentadas con el mito y la historia. Consisten en narraciones que tratan de ofrecer explicación sobre un fenómeno, ya sea cultural o natural. También intentan describir el origen de ciertos acontecimientos. A diferencia del mito, en las leyendas existe una base histórica o un hecho real que dio origen a esa narración.

c- Las fábulas

Las fábulas son narraciones antiguas muy breves, donde la mayoría de los personajes que intervienen son animales humanizados, es decir, animales con características humanas. La intención de estos relatos es describir vicios y virtudes. Por eso, tienen moralejas, que son enseñanzas o lecciones finales que cierran cada fábula.

El término “fabular” viene a ser sinónimo de “inventar” ya que se refiere al carácter imaginativo de estas historias. Desde la época clásica con los griegos y los romanos se han escrito fábulas, útiles por su tono didáctico y aleccionador. Las fábulas se han utilizado en todos los tiempos para la enseñanza de valores en los niños y jóvenes. Entre los fabulistas más famosos se encuentran: Esopo, Fedro, La Fontaine, Samaniego, Iriarte, Pombo.

d- Los cuentos

Los cuentos son textos narrativos breves, que concentran las acciones con una carga de intensidad que se resuelve en el final.

Pueden ser de origen popular o folclórico. Esto quiere decir que no tienen un autor, sino que forman parte de la tradición oral de una comunidad. Por eso, oirás muchas variantes de un cuento de este tipo, según el lugar o la persona que lo cuente. La riqueza de la tradición oral se basa, precisamente, en la posibilidad de introducir variaciones en el tema de un cuento ya que cada “cuentacuentos” agrega al relato parte de su ingenio y personalidad.

Los cuentos literarios son aquellos que tienen autor conocido y han sido fruto de una elaboración literaria. Estos cuentos pueden ser realistas, maravillosos, fantásticos, de ciencia-ficción, policiales, etc. y tienen como objetivo causar sorpresa en el lector o concentrar su atención. De allí que se introduzca en el cuento literario moderno el llamado “final sorpresivo”. Uno de los mayores representantes del cuento moderno fue el estadounidense Edgar Allan Poe. En Argentina, tenemos cuentistas como Julio Cortázar, Haroldo Conti, Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, entre otros.

e- Las novelas

Las novelas son narraciones mucho más extensas que los cuentos. Esto se debe a que son narraciones complejas, ya que intervienen muchos personajes y ocurren múltiples acontecimientos que complican el argumento de la obra. Además se incluyen diálogos entre los personajes y descripciones más detalladas que en los cuentos.

Existen varios tipos de novelas. Las novelas históricas tratan de describir una época a través de los acontecimientos y las descripciones de ambientes, como El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas. Otras novelas son de aventuras: los personajes pueden emprender un viaje hacia un lugar exótico en búsqueda de riquezas o fortuna o tiene que sobrevivir por diversas causas como un naufragio, La isla del Tesoro, Los viajes de Gulliver y Robinson Crusoe, representan este tipo de novelas. También existen novelas detectivescas o policiales, donde un detective trata de resolver un misterio. Las novelas realistas abordan un drama social. Las novelas románticas tratan el tema del amor y las novelas de ciencia-ficción hablan acerca del mundo en un futuro lejano.

Se dice que la primera novela en el mundo moderno fue El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha de Miguel de Cervantes, ya que a partir de esta obra se sientan las bases para una mirada más profunda acerca de la psicología de los personajes, el encadenamiento de relatos y la estructura narrativa.

Entre los autores latinoamericanos de novelas más conocidos están: Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Juan Rulfo, Miguel Ángel Asturias, Mario Vargas Llosa, Alejandro Carpentier y Carlos Fuentes, entre otros. Algunos novelistas argentinos son: Ernesto Sábato, Julio Cortázar, Haroldo Conti, César Aira, etc.


[1] Ágrafos: se denomina así a los pueblos que no desarrollaron la escritura.

Los textos argumentativos

Publicado: 27 de noviembre de 2011 en Lecturas para aprender

LOS TEXTOS ARGUMENTATIVOS

Los textos argumentativos son aquellos en los que el emisor tiene la intención de convencer al receptor. La argumentación es un tipo de trama que aparece en diferentes clases de textos: publicitarios, de opinión, editoriales, cartas de lectores, ensayos, discursos políticos, etc.

ESTRUCTURA:

Los textos argumentativos tienen la siguiente estructura (partes):

Introducción o punto de partida: presenta el hecho que da origen a la argumentación.

Tesis: expresa explícita o implícitamente la idea u opinión del emisor, por lo que muchas veces debe inferirse de la lectura de todo el texto.

Demostración: presenta las razones (argumentos) que conducirán a la aceptación de la tesis, para lo cual se recurre a diversas estrategias argumentativas.

Conclusión: se resume las ideas, retoma y propone una determinada posición frente al tema o aconseja una postura.

ESTRATEGIAS:

Ejemplificación: a través de un ejemplo o caso particular se justifica lo que se sostiene.

Conectores: por ejemplo…; es el caso de…; como…; tal como…; etc.

Cita de autoridad: se introduce la voz de una persona famosa para avalar la tesis. Puede ser directa, cuando se introducen las palabras textuales de la otra persona. Por eso deben ir entre comillas. Cuando se parafrasea lo que expresó otra persona, la cita es indirecta; y no va entre comillas. Se utilizan verbos introductorios como dijo, expresó, sostuvo, manifestó, explicó, informó, etc.

Pregunta retórica: es una pregunta que hace sin esperar respuesta, porque esta es obvia o conocida de antemano por el emisor y el receptor. El objetivo es hacer pensar al receptor sobre el tema del que trata la argumentación.

Reformulación: reformular es volver a expresar la misma idea, pero con palabras distintas para aclarar lo dicho anteriormente y que sea más comprensible para el lector.

Conectores: es decir…; en otras palabras…; dicho de otra manera…; vale decir…; etc. Estas expresiones generalemente van entre comas. 

Causa-consecuencia: se indican las causas y las consecuencias de lo que se analiza. Se puede introducir primero las causas y luego sus consecuencias o viceversa.

Conectores de consecuencia: en consecuencia…, los siguientes efectos…, entonces…; por eso…, por lo siguiente…; entonces resulta que…, por consiguiente…, como resultado…, así que…;por lo tanto…;  etc.

Conectores de causa: por este motivo…; debido a…;la causa principal…; porque…; ya que…; pues..; dado que…;puesto que…; etc.

Comparación: se expresan las semejanzas y/o diferencias entre dos o más elementos, entidades u objetos.

Conectores: como…; igual que…; a semejanza de…; del mismo modo que…; de idéntica forma…; así… como…; como así también…; asimismo…; lo mismo que…; así como… también…; más… que…; similarmente…; de diferente manera…; por el contrario…; a diferencia de…; en cambio…; si bien….; mientras que…

Refutación (contraste u oposición): se oponen ideas, caracterísiticas, objetos contrarios. Se expresa una idea o argumento y a continuación otra que es contraria a la anterior.

Conectores: por otra parte…, pero…; sin embargo…; no obstante…; aunque…; por el contrario…; en cambio…; etc.

Ejemplo: Es cierto que las nuevas tecnologías facilitan a escalas impredecibles el acceso a la información, sin embargo, se sabe leer, interpretar información, resumir textos, encontrar las ideas clave, lo demás viene por añadidura. Internet es sólo un medio.

La refutación no siempre aparece unida a la concesión. Ejemplo: Se afirma que el analfabetismo está en vías de extinción, sin embargo, este flagelo todavía cobra muchas víctimas.

Concesión: se acepta en parte alguna opinión contraria para luego refutarla.

Conectores: si bien, es cierto, aunque, etc.

(adaptación de “Aprendamos Lengua 3” y “La aventura de leer”. Ferrero de Ellena y Delgado. Ed. Comunicarte. 2011 y 2012 respectivamente)