Archivos para noviembre, 2011

Los textos argumentativos

Publicado: 27 de noviembre de 2011 en Lecturas para aprender

LOS TEXTOS ARGUMENTATIVOS

Los textos argumentativos son aquellos en los que el emisor tiene la intención de convencer al receptor. La argumentación es un tipo de trama que aparece en diferentes clases de textos: publicitarios, de opinión, editoriales, cartas de lectores, ensayos, discursos políticos, etc.

ESTRUCTURA:

Los textos argumentativos tienen la siguiente estructura (partes):

Introducción o punto de partida: presenta el hecho que da origen a la argumentación.

Tesis: expresa explícita o implícitamente la idea u opinión del emisor, por lo que muchas veces debe inferirse de la lectura de todo el texto.

Demostración: presenta las razones (argumentos) que conducirán a la aceptación de la tesis, para lo cual se recurre a diversas estrategias argumentativas.

Conclusión: se resume las ideas, retoma y propone una determinada posición frente al tema o aconseja una postura.

ESTRATEGIAS:

Ejemplificación: a través de un ejemplo o caso particular se justifica lo que se sostiene.

Conectores: por ejemplo…; es el caso de…; como…; tal como…; etc.

Cita de autoridad: se introduce la voz de una persona famosa para avalar la tesis. Puede ser directa, cuando se introducen las palabras textuales de la otra persona. Por eso deben ir entre comillas. Cuando se parafrasea lo que expresó otra persona, la cita es indirecta; y no va entre comillas. Se utilizan verbos introductorios como dijo, expresó, sostuvo, manifestó, explicó, informó, etc.

Pregunta retórica: es una pregunta que hace sin esperar respuesta, porque esta es obvia o conocida de antemano por el emisor y el receptor. El objetivo es hacer pensar al receptor sobre el tema del que trata la argumentación.

Reformulación: reformular es volver a expresar la misma idea, pero con palabras distintas para aclarar lo dicho anteriormente y que sea más comprensible para el lector.

Conectores: es decir…; en otras palabras…; dicho de otra manera…; vale decir…; etc. Estas expresiones generalemente van entre comas. 

Causa-consecuencia: se indican las causas y las consecuencias de lo que se analiza. Se puede introducir primero las causas y luego sus consecuencias o viceversa.

Conectores de consecuencia: en consecuencia…, los siguientes efectos…, entonces…; por eso…, por lo siguiente…; entonces resulta que…, por consiguiente…, como resultado…, así que…;por lo tanto…;  etc.

Conectores de causa: por este motivo…; debido a…;la causa principal…; porque…; ya que…; pues..; dado que…;puesto que…; etc.

Comparación: se expresan las semejanzas y/o diferencias entre dos o más elementos, entidades u objetos.

Conectores: como…; igual que…; a semejanza de…; del mismo modo que…; de idéntica forma…; así… como…; como así también…; asimismo…; lo mismo que…; así como… también…; más… que…; similarmente…; de diferente manera…; por el contrario…; a diferencia de…; en cambio…; si bien….; mientras que…

Refutación (contraste u oposición): se oponen ideas, caracterísiticas, objetos contrarios. Se expresa una idea o argumento y a continuación otra que es contraria a la anterior.

Conectores: por otra parte…, pero…; sin embargo…; no obstante…; aunque…; por el contrario…; en cambio…; etc.

Ejemplo: Es cierto que las nuevas tecnologías facilitan a escalas impredecibles el acceso a la información, sin embargo, se sabe leer, interpretar información, resumir textos, encontrar las ideas clave, lo demás viene por añadidura. Internet es sólo un medio.

La refutación no siempre aparece unida a la concesión. Ejemplo: Se afirma que el analfabetismo está en vías de extinción, sin embargo, este flagelo todavía cobra muchas víctimas.

Concesión: se acepta en parte alguna opinión contraria para luego refutarla.

Conectores: si bien, es cierto, aunque, etc.

(adaptación de “Aprendamos Lengua 3” y “La aventura de leer”. Ferrero de Ellena y Delgado. Ed. Comunicarte. 2011 y 2012 respectivamente)